banner_Credicoop
Pogba-Kanté, desde el hondo bajo fondo

Pogba-Kanté, desde el hondo bajo fondo

07/07/2018 0 Por---> Vito Amalfitano
Desde Nizhny Nóvgorod.- Paul Pogba es de origen guineano pero se crió futbolísticamente en los suburbios de Lagni-sur-marne, en los banlieues de París. Su “compinche” en el funcionamiento del medio de Francia, N’Golo Kanté, es de origen malí y se forjó futbolístamente en el barrio Géraniums, también en la periferia parisina.
Pogba y Kanté son los que se devoraron a Messi y los que ahora perforaron el mediocampo de Uruguay.
Pogba y Kanté, hijos de la pobreza, de la marginalidad, de los banlieues de la isla de París, son el eje en torno al cual se mueve esta nueva selección francesa multi-étnica, multi-racial, multi-social, multi-cultural como aquella campeona del mundo del 98, cuyo capitán, Didier Deschamps, es ahora el entrenador.
Pogba maneja los espacios de Francia, hacia atrás y hacia adelante. Kanté los cierra, pero también es el combustible que enciende la maquinaria de ataque del equipo. El recupera, y está en todos lados, y Pogba distribuye hacia el amplio abanico que se abre en ataque, con Griezmann y MBappé como estandartes del juego.
Pogba y Kanté son la base de la Francia semifinalista. De los banlieues de París, hacia el sueño del Mundial.
En tiempos de exclusión y discriminación, de persecución a la inmigración, es una buena señal del fútbol que a una selección encumbrada la comande desde el medio el eje Pogba-Kanté. Y que después la ilusión se prolongue en la inteligencia de Griezmann y el atrevimiento de MBappé, el otro pibe de los suburbios de París que pidió pista en esta Copa, desde el barrio Bondy, donde casi siempre a los pibes como él se los persigue o estigmatiza.